Leer más

PARA SABER CÓMO SOMOS BASTA CON OBSERVAR LO QUE HACEMOS CUANDO NADIE NOS VE

TODOS ESTAMOS LLENOS DE CREENCIAS, UNAS PROPIAS Y OTRAS HEREDADAS DEL CLAN FAMILIAR Y EL LUGAR DONDE NACEMOS, DE PENSAMIENTOS LIMITANTES, DE SENSACIONES DE MIEDOS Y DESCONFIANZAS HACIA UNO MISMO.

Todos desarrollamos como parte de nuestra personalidad el orgullo. Un orgullo, que a veces se manifiesta de una forma tan grande y demoledora que no percibe nada que no sea él mismo.

En ocasiones, uno actúa sin pensar nada más que en el momento y en uno mismo, en lo que nos viene bien y en la satisfacción o la necesidad de lo que hacemos, sin tener en cuenta que toda acción que hagamos tiene consecuencias, son esos momentos de la vida donde solo pensamos en nosotros mismos, sin importar lo que pase luego….por eso luego pasa lo que pasa.

Más tarde, cuando las acciones que realizamos hacen daño a otras personas. Es cuando comenzamos a cuestionarnos si el orgullo con el que vamos por la vida es necesario.

Una buena autoestima es una maravillosa y magnifica herramienta siempre que no asfixie, limite o anule, los derechos de los que nos rodean. Uno no puede quererse tanto que vaya arrasando por la vida a su paso, caiga quien caiga. Eso no es sano, ni conveniente. Porque al final, cada uno somos como somos y caeremos una y otra vez en lo que negamos hasta que nuestro interior por conciencia o por dolor sea consciente y comience a realizar los cambios, que nos lleven a respetar la vida de los demás.

Y en ese respeto, está incluido no hacer crítica a nada ni a nadie, porque nunca tendremos toda la información necesaria para saber porque cada cual hace lo que hace, los motivos o motivaciones de los demás…solo los conocen los demás.

SI REALMENTE QUEREMOS SER CONSCIENTES DE NUESTRA DIMENSIÓN HUMANA LA CLAVE ES: ACTUAR BIEN, CUANDO NADIE NOS VE, es el mejor barómetro para una valoración exacta de cómo somos y como actuamos y lo más importante los motivos que nos mueven a actuar de la forma que lo hacemos.

CUANDO ACTUAMOS BIEN CUANDO NADIE NOS VE, es realmente cuando nos encontramos con nosotros mismos, así a solas, con nuestros deseos y nuestras utopías, con nuestras luchas y nuestros fantasmas.

Algunos seres humanos se perdonan demasiado rápido. Otros, deciden prolongar durante un tiempo su pesar y otros por el contrario, deciden no perdonarse nunca, arrastrando un sentimiento de culpabilidad que les llevara irremisiblemente a sentirse cada vez peor con ellos mismos.

En esta maravillosa aventura de la vida, es conveniente comprender lo más rápidamente posible que no existen culpables ni existe el fracaso, simplemente existen errores, que se convierten si sabemos entender el proceso de la vida en nuestros mejores maestros.

SÉ QUE NO ES FÁCIL. PERO NOS GUSTE O NO ES CONVENIENTE QUE UNO REPASE SUS ACTOS; ESOS QUE PROTAGONIZA A SOLAS (CUANDO NADIE NOS VE) Y DESPUÉS, SIN SENTIMIENTO DE CULPA NI PESIMISMOS, VALORE SI TODO LO QUE DICE SE CORRESPONDE CON LO QUE HACE. POSIBLEMENTE SE ASOMBREN.

Y RECUERDEN QUE LA CLAVE DE UNA VIDA EN ARMONÍA Y LLENA DE FELICIDAD, SE BASA EN LA COHERENCIA, ES DECIR QUE TODO AQUELLO QUE PENSAMOS Y SENTIMOS SEA LO QUE HAGAMOS.


Comentarios

comentarios

Leave a Reply