Leer más

Este es el estado con la inflación más alta del país

La importación de productos colombianos se engancha a mordiscos en la cesta de indicadores económicos al cierre de año. En Zulia, el indicador de inflación se come la capacidad de compra de los zulianos y se coloca sobre 700 por ciento, por encima de la media nacional estimada entre 500 y 600 por ciento, según sectores privados.

Fedecámaras-Zulia lamenta la “distorsión económica” que ubica a la región en primer lugar en inflación a causa de la variable de precios de rubros provenientes de Colombia. La arremetida se registra con mayor impacto en los dos últimos meses. Está al calor del fuego que inyecta la tasa del cambio para el dólar no oficial.

Carlos Dickson, presidente del gremio en la región, advierte que el comportamiento de precios de bienes continuará alarmante. Y una señal destalla desde ya con la circulación del nuevo cono de monetario. El Gobierno se “está preparando para la inflación de 2017. El año que viene puede llegar a dos mil por ciento” y la población la sentirá cuando tenga que pagar más.

Explica que la “distorsión” está presente por la presión de la política “fracasada” de control de cambio, de moneda, de importar materia prima y productos elaborados sin dinamizar ni dar confianza al sector productivo privado.

“La situación es muy difícil” mientras se insista en evadir las soluciones de fondo. Dickson asegura que en enero la reposición de inventarios de productos importados desde Colombia retrocederá. Una contracción vislumbra posible por la pérdida de dinero que tiene el empresario ante el valor de la tasa de la divisa por encima de cuatro mil bolívares en el mercado paralelo e ilegal. “Aquí está perdiendo la gente. En 2012 advertimos que el endeudamiento era una falsa realidad de bonanza y ahora vemos los hechos”.

Se verá la ebullición de la inflación en los alimentos, menos productos por la cautela en la importación y un poder de compras enterrado por la debilidad del ingreso de los trabajadores ante la voracidad de los precios. El Gobierno convoca a reuniones con empresarios, pero no invita a Fedecámaras porque sabe lo que le dirá: desmontaje de controles y leyes que imposibilitan el funcionamiento de empresas”.

Fedecámaras-Zulia considera que el lanzamiento del nuevo cono monetario es la preparación del Gobierno para recibir la arremetida de la contracción económica

Hiperinflación

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, prevé que 2017 será un año en el que se pueden desencandenar una hiperinflación, si el gobierno no toma políticas para combatir el alto índice inflacionario existente en el país. “Si el Gobierno sigue gastando más, inyectándole liquidez inorgánica a la economía, va a desatar un espiral inflacionario (…) si sigue atacando al sector privado y no revisa el marco legal que restringe el marco legal-empresarial y que no ayuda a que resista una actividad productiva en el país, seguiremos teniendo problemas de abastecimiento”.

La Verdad

Comentarios

comentarios

Leave a Reply