Leer más

Delincuente le disparó a sexagenario cuando lo sorprendió robando su casa

El cuerpo de Juan José Triana Arenas (67) lo encontró su hermano 14 horas después de su asesinato. Un vecino detalló que la víctima quedó boca abajo y a pocos metros de su teléfono celular. Intentó caminar de la cocina hasta su habitación, pero se desmayó antes de lograrlo. Un delincuente le disparó cuando lo sorprendió entrando por una ventana.

La comunidad de la avenida 21A en el sector Sabaneta están consternados. El asesinato del abuelo los enfureció, “los homicidas son de por aquí y los vamos a encontrar”. A su vecina le extrañó que el comerciante no saliera en todo el día de su casa. Tampoco contestaba sus llamados.

“Le avisé a una hermana de Triana que vive a dos casas y le pregunté si algo había sucedido, pero me dijeron que quizás había salido, que ellos no sabían”. La preocupación de la señora la llevó a llamar a todo el que lo conocía. “Era muy extraño que nadie supiera dónde estaba, y lo vimos llegar el viernes”.

Un hermano del abuelo decidió revisar la casa a las 6.30 de la tarde del sábado. Al ingresar encontró la escena, el abuelo estaba tirado en un charco de sangre coagulada. “Ya estaba descomponiéndose, dijeron los detectives”.

Un pariente explicó que el pasado viernes en la madrugada, los delincuentes con una herramienta de albañilería rompieron los barrotes de una de las ventanas de la casa. La víctima presuntamente escuchó el ruido y salió a ver qué ocurría.

Al ver a los ladrones reconoció a uno de ellos y le reclamó, el criminal le disparó una vez en el hombro y huyeron. Triana caminó para buscar su móvil y pedir ayuda pero perdió el conocimiento y murió desangrado. Luego del hallazgo llamaron a los funcionarios.

El callejón de la casa quedó revuelto, la Policía científica recolectó el casquillo de bala y un reloj que presuntamente pertenece a los criminales. Manejan como móvil, resistencia al robo.

Se supo que la víctima planeaba irse del país con uno de sus tres hijos. Vendía medicamentos y tenía dos años viviendo en el sector. Los vecinos lo describieron como un hombre gentil y educado, “ese señor no se metía con nadie, él jugaba dominó los domingos con nosotros, no merecía morir así”.

Los familiares explicaron en la morgue que planean cremar el cuerpo debido al estado de descomposición que tenía.

Hampa desatada

La comunidad denunció que la Policía no realiza patrullaje en el sector. “Vivimos en zozobra, a todos nos han robado algo esos criminales”. A una de las vecinas hace un año la sometieron con su madre, de 96 años, cuando conversaban en el frente de su vivienda a las 7.00 de la noche. “Se llevaron todo, nos amarraron y mudaron la casa a la vista de todos”. Los maleantes llegaron en dos camionetas donde guardaron los electrodomésticos.

DC|LV

Diario Contraste

Comentarios

comentarios

Leave a Reply